Carta de cese de Isabel Lillo

Os escribo para comunicaros mi cese como vocal del GT de Electrofisiología y Estimulación cardíaca.

Cuando asumí este reto en 2018, mi propósito siempre fue cumplir con el tiempo requerido, pero dar paso a otra compañera una vez finalizado este periodo. Y sigo opinando de igual forma. Creo que este puesto debe fundamentarse en las ilusiones, retos y metas de mucha gente, para que sea lo más heterogéneo y diverso posible.

Entre los objetivos que me planteé, se encontraba favorecer y fomentar el trabajo científicode este grupo de trabajo. Tengo que reconocer que ésta no es una tarea fácil. Todos sabemos que el trabajo científico exige un compromiso y una dedicación que suele ser añadida a nuestras obligaciones profesionales y personales. Y no es sencillo manejar estos tiempos. Pero sí es posible, y además es muy necesario. Más de lo que habitualmente se piensa. Porque de ello depende nuestra evolución como colectivo. Todos queremos evolucionar, conseguir nuevos objetivos, nuevos logros profesionales, pero esto no llega solo.

Entre nuestro grupo de trabajo, hay enfermeras y enfermeros que han trabajado mucho, que han mostrado su disponibilidad ante múltiples proyectos, de manera rigurosa. Me siento muy agradecida a todos ellos y muy orgullosa. Gracias por vuestro tiempo. Me habéis acompañado y ayudado mucho.

A aquellos que no habéis participado o lo habéis hecho muy puntualmente, os animo a que lo hagáis. Cualquier aportación es útil. Estamos aquí para avanzar entre todos, y sólo unos pocos, no pueden lograr retos fácilmente.

Otro de los objetivos que me propuse, fue aumentar nuestra presencia en redessociales y hacer de nuestro grupo una red de intercambio de información útil. Este me parece un punto interesante. Nuestro ámbito de trabajo está muy ligado a la tecnología y sus avances e innovaciones. La mejor forma de estar actualizado es manejar información actualizada y rigurosa. Qué mejor forma, que hacerlo por redes, donde la información es prácticamente instantánea. Además, cada vez más, y teniendo en cuenta el panorama que se nos ha presentado, es una forma segura y eficaz de comunicación y divulgación. Debéis hacer un esfuerzo por familiarizaros con este ámbito. Es el futuro.

Y no podía faltar, nuestro gran reto: la acreditación de nuestras competencias como enfermeras especialistas en electrofisiología y estimulación cardíaca. Un proceso largo, a veces tedioso, pero que tiene que culminarse con el reconocimiento en primer término por las sociedades científicas y después por las administraciones públicas. Aquellas enfermeras que lo iniciaron sabían que no sería un camino fácil ni rápido, pero también sabían que llegaría el día. Yo os puedo decir, que estoy más convencida que nunca que ese día no está muy lejos.

Durante la celebración de este último congreso de AEEC-SEC, he podio ver que nuestra sociedad científica está en el camino idóneo para lograr este y otros objetivos. Os animo a que leáis el texto que escribe nuestra presidenta Silvia Pérez en Noticias SEC y entrevistas (https://secardiologia.es/comunicacion/noticias-sec/11861-la-enfermera-especialista-en-cardiologia-una-necesidad-un-hito), porque me parece una declaración de intenciones perfecta.

Por último, me gustaría dar las gracias a algunas personas que han hecho que esta experiencia haya sido más fácil y enriquecedora. En primer lugar, a Mercè Fontanals, porque me ha acompañado en el camino de una forma sutil pero constante. A Gemma Berga, por su impecable labor como referencia al comité científico. A Concha y Silvia por sus directrices. También a aquellos componentes de mi grupo de confianza, a los que he pedido muchas veces año tras año colaboración y la he obtenido. A algunos los considero ya amigos. Al comité de acreditación, por el gran esfuerzo que supuso enfrentarnos a este gran reto, de una manera valiente. A todos aquellos con los que he tenido el placer de tratar en las reuniones de Ritmo, presidentes de secciones, personal de organización de congresos, y mucha más gente. Todos me han enseñado mucho. Gracias.

Si en algún momento no he cumplido con vuestras expectativas, os pido disculpas. Lo he hecho lo mejor que he podido o sabido. Yo pretendo seguir colaborando con este grupo de trabajo y con la AEEC.

Lo que tengo muy claro es, que la persona que asume la vocalía es la enfermera idónea. Susana Bombín, a la que muchos ya conocéis, es una persona muy comprometida con la labor científica, como ha demostrado en los últimos años. Tiene la capacidad y las ganas de conseguir nuevos retos. Os pido que la ayudéis, porque de esta forma, llegaremos antes a los objetivos. Y espero que haya muchos objetivos que seguir cumpliendo.

Gracias.

Isabel Lillo